Feeds:
Entradas
Comentarios

   La segunda jornada del XII Congreso de Periodismo Digital de Huesca comenzó con los protagonista del día, los IPAD, a pocas semanas del lanzamiento del segundo modelo de Apple en España. La ponencia ¿Salvará el IPAD a los medios de comunicación? contó con la presencia de José Corbalán, de la revista Muy Interesante, la primera revista española que puede leerse en un IPAD; Juan Castromil co-fundador de iMag, empresa dedicada a contenidos para estas tabletas; y Antoni Mª Piqué, consultor. En ella se concluyó que los IPAD aún son una novedad que recuperarán la suscripción a publicaciones, creando contenidos más ricos e innovadores y formas de negocios que incentiven el emprendimiento individual.

   Reportajes de libro, la mesa presidida por Jorge Alcalde (Revista Quo), revivió, gracias a los periodistas Ignacio Escolar, Alfonso Armada, Miguel Aguilar y Diego Salazar, el periodismo más detenido, reflexivo y analítico, para el cual los libros son su mejor aliado. Pero este tipo de soporte rompe la relación directa con el público.

   La última ponencia del Congreso, La falta de confianza en el periodismo tradicional: cuando las fuentes nos abandonan, puso de relieve la desconfianza que sienten las fuentes hacia los medios de comunicación en la actualidad. Que las fuentes de Wikileaks eligieran a esta organización y no a un medio profesional para revelar los cables es un ejemplo de ello. Además, los ponentes coincidieron en abogar por la protección de datos, el derecho al secreto profesional y de salvaguarda de las fuentes, ante un control cada vez mayor de la profesión periodística por parte de los Estados.  

   Para cerrar el Congreso de Periodismo Digital 2011, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y el dibujante Antonio Fraguas ‘Forges’, entregaron el Premio Blasillo de Huesca al cocinero David de Jorge, por su labor de divulgación gastronómica y el ingenio en Internet en su blog Atracón a mano armada. Por último, la presidenta de APA, Camino Ibarz, leyó las conclusiones finales y cedió la palabra al vicepresidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), Aurelio Martín, que clausuró esta edición del Congreso. Tras ello se entregaron los premios a la mejor cobertura del evento en blog, con un primer premio y dos accesit, y a la frase más ingeniosa en Twitter.

   La duodécima edición del Congreso de Periodismo Digital, que acogió calurosamente la ciudad oscense, brilló por la calidad de sus ponentes y por lo oportuno de sus temas que se repartieron entre las revoluciones del mundo árabe, el caso Wikileaks y las redes sociales.

Anuncios

Las revueltas en los países musulmanes volvieron a ser protagonistas en la primera ponencia del día, El papel de las redes sociales en la cobertura periodística. Mara Torres (La2Noticias) moderó una tertulia de la que se concluyó que las redes sociales han potenciado y dado carácter a las revueltas pero no las han creado; detrás ha habido un descontento general de la población que dura años.
Tras una tertulia entre Mónica García Prieto y su homólogo del años anterior, Ramón Lobo, comenzó la segunda mesa, Políticos en 140 caracteres. Al escenario se subieron Eva Almunia (PSOE), Jordi Sevilla (PSOE), Cristina Cifuentes (PP) y Pedro Zerolo (PSOE) para hablar sobre su relación con Twitter y su importancia en la relación con los ciudadanos. Todos coincidieron en destacar que la red social les ayuda a conocer la realidad de la calle y lo que quieren los votantes. La anécdota la protagonizó la gran pantalla de fondo que mostraba en tiempo real los comentarios que los ponentes y congresistas hacían sobre la charla en Twitter.
Tras la comida se retomaron las ponencias. Antón Castro moderó una distendida conversación entre Josep Ramoneda y José Martí Gómez, en Entrevista a 4 manos. En ella, los dos periodistas comentaron anécdotas sobre las más de 200 entrevistas que han realizado a lo largo de su carrera y cómo es el arte de entrevistar.
El fenómeno Wikileaks fue el eje de Tecnologías, Transparencia y Periodismo. Del shock del 11M al horizonte de Wikileaks. Víctor Sampedro, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, analizó los fenómenos sociales, políticos y tecnológicos que han cambiado la Historia: los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004 y los cables de filtración de Julian Assange.

Los Emprendimientos periodísticos en Internet sirvieron de colofón a la jornada. Diferentes fundadores y presidentes de medios digitales aportaron sus experiencias y visiones del mundo empresarial del Periodismo en la red.

Ayer jueves, 10 de marzo, el Palacio de Congresos de la capital altoaragonesa acogió la primera jornada del XII Congreso de Periodismo Digital, que comenzó a las 10h con una inauguración conducida por la presentadora de AragónTV, Miriam Sánchez. El pistoletazo de salida lo dio la presidenta de la Asociación de la Prensa de Aragón (APA), Camino Ibarz, que habló de la crisis que atraviesa la profesión, con cientos de despidos, e hizo hincapié en que el periodista es “apasionado, curioso y no rebla”. El Premio José Manuel Porquet se entregó a la corresponsal de guerra, Mónica García Prieto, por su gran labor periodística en Internet publicando sus informaciones sobre la guerra de Iraq o Afganistán. El Premio Porquet de Honor fue para Antonio Angulo, director de Diario del Alto Aragón que, curiosamente, era su último día de trabajo. El acto inaugural concluyó con un discurso del director de El País, Javier Moreno, que reflexionó sobre Wikileaks, las revoluciones en el mundo árabe, y señaló que el futuro está en las manos de los nuevos periodistas.

VOLVER…

“Volver con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien…” decía el tango de Gardel. Nosotras, dos años después, en el ecuador de nuestra carrera y con sueños hechos, rehechos y deshechos, nos ponemos manos a la obra para continuar, tras un largo receso, nuestra labor blogera.
Con un congreso empezamos y con un congreso volvemos. Con el motivo de la celebración del XII Congreso de Periodismo Digital de Huesca, el mismo que inauguró La generación del enter, volvemos al trabajo con la ilusión de dar cuerpo a artículos interesantes, de calidad, con humor cuando sea necesario y seriedad cuando se precise, pero siempre con nuestra particular visión del mundo.
¡Bienvenidos a la nueva generación del enter!

Lo prometido es deuda y fui yo misma, en nombre de todas las mentes pensantes que andan detrás de este blog, la que prometió que seguiríamos contandoos cuentos de buenas noches a pesar de que ya no nos obligasen los créditos universitarios, Y así va a ser.

En parte, aunque sólo en parte, porque tres docenas de personajes relevantes en la historia mundial contemporánea están a zurriagazos en mi cabeza (notaréis un incremento considerable de vocablos maños de estos bien snoros aora que nadie juzga nuestra corrección lingüística, porque era una pena que cosas tan rebonicas como ababol o esmirriau).

En parte, aunque en buena parte, porque los escasos tres o cuatro lectores que tiene este cacharro y que me conocen están presionando de una manera bastante elegante. Mentira, lo cierto es que me encanta comentar chorradas y luego descubrir que más gente estaba planteándose lo mismo. y si encima está en competencia directa con las consecuencias que tuvo la muerte de Stalin en la órbita comunista, pues tanto mejor.

Como podéis observar los que no sois universitarios, y sufrir los que sí lo sois, la generación del enter está de exámenes.

Pero recordad que todo es pasajero, incluido el enclaustramiento en Filología (otro día hablaremos de la cámara de los horrores que son los exámenes de Periodismo y las instalaciones en que se desarrollan)

Por ahora, podéis tararear esta canción esperanzada, porque la tierra de libertad prometida está, al menos parcialmente, a sólo un mesecico de distancia.

Lo cierto es que no teníamos un plan muy elaborado. La idea principal era aferrarse al aprobado con uñas y dientes. La primera vez que se nos evaluó, fracasamos de un modo estrepitoso. En nuestro pobre descargo, decir que no fuimos las únicas. Era una excusa tan pobre que decidimos obviarla. A ella y al hecho que trataba de excusar.

Así que, hace ya casi dos meses decidimos no preocuparnos por el destino final que tenía este blog, es decir, ser evaluado hoy. Somos como ese granjero que se encariña con el cerdo que ha de sacrificar. Así que engordamos a nuestro Porky particular con lo mismo de lo que nos alimentábamos nosotras. Comió y comió largas sesiones de clase, películas vistas en horas de descanso (aunque para proteger al inocente espectador, obviaremos la sesión de Hanna Montana), chistes malos producidos por el estrés, fiestas de clase, distintas clases de fiestas…

Nos llevamos a Puerquito a Bolonia (real y metafóricamente), lo paseamos por Barcelona, fue peñista de la Forca y estuvo acampando bajo la lluvia. Y esas aventuras, como tantas otras, están ahí, esperando ser contadas con más ganas que arte. Y, eso es lo que queríamos decir desde un principio, que vamos a seguir hablando de todo lo que nos va ocurriendo, sea o no relevante para nuestro futuro periodístico.

Este blog ya no es panceta para nuestra clase de Géneros. Se ha convertido en un colega que se encarga de contaros a todos los que lo leéis, en qué se está convirtiendo nuestra vida. Nuestra táctica, nuestra estrategia, es disfrutar la vida conforme la estemos viviendo.

Nuestra despedida de hoy, y ya van dos en pocos días, es para Mario Benedetti, que nos ha ayudado a escribir la historia de hoy.

Por lo visto hay censura en el fútbol. Mejor dicho, en TVE. Parece ser que los pitos y silbidos que se produjeron en el partido de la Final de la Copa del Rey de fútbol durante el Himno español fueron obviados por las cámaras de la cadena pública. Y esta obviedad le ha costado su puesto al director de deportes de TVE, Julián Reyes.

   Os pongo en antecedentes antes de nada. El pasado miércoles, día 13, se jugó en Mestalla (Valencia) la final de la Copa del Rey que enfrentó al titánico Barcelona F.C. con el entusiasmado Athletic de Bilbao. Antes de que el árbitro, Medina Cantalejo, diera el pitido de inicio al partido, con ambos equipos sobre el césped y su majestad en el palco, sonó el himno patrio, parece ser, que para desquicio de gran parte de la afición tanto bilbaína como culé.

  Pitos durante la marcha granadina, haberlos, los hubo. Y se dejaron oír. La cosa no fue fortuita e improvisada. Ya lo traían preparado de casa. Justo en el momento en que empezó a sonar el himno y con él los silbidos, TVE desconectó las imágenes que retransmitían el interior del estadio valenciano, para hacer conexiones con el exterior de Mestalla, con Bilbao y con Barcelona. Se quería conocer como se estaban viviendo los minutos inmediatamente previos al partido en los otros tres puntos calientes. La cuestión es que por televisión nadie se enteró de la pitada, pero por radio sí (no sé que querrían oculta, ¿la realidad?, ¿la irrespetuosidad de unos cuantos?).

   Lo que alegó TVE al principio es que en el momento de los pitos se tuvo que desconectar con la emisión dentro del campo y conectar con los otros puntos por un fallo humano (¿despistes, equívocos?) y no porque se quisiera esconder lo que realmente estaba pasando: una mayoría de nacionalistas vascos y catalanes pitaban al rey de España y al himno español. Además, cuando el partido fue retransmitido en diferido una hora más tarde (el partido comenzó a las 22:00 horas en la Península), las imágenes del himno y de la cámara recorriendo los rostros de los 22 jugadores se emitieron, pero esta vez los pitidos prácticamente eran inaudibles y el himno prevalecía por encima de ellos. Y para terminar de rizar el rizo, sacan la imagen de un hincha con la camiseta y la bufanda de los leones y la mano diestra sobre el corazón. Patético, vamos. Ni tanto, ni tan poco.

   Pero al día siguiente amanecimos con la noticia de que el director de deportes de TVE, Julián Reyes, había sido destituido de su puesto porque no había hecho bien su trabajo. Como responsable máximo de deportes de la cadena estatal no se le debería cesar de su cargo por un fallo humano que cualquiera puede tener, pero si de verdad fue una censura, el cese se fundamenta en argumentos de valor. Su trabajo de transmisor de eventos deportivos de interés general, creo yo, incluye emitir el evento íntegro sin censurar nada.

   La cuestión no es si estuvieron mal o bien los pitidos durante el himno, cada cual que opine lo que quiera, que para eso vivimos en libertad y democracia (aunque ciertos nacionalistas anden anclados en el franquismo y use la violencia para imponer su ‘libertad’). La cuestión es que si realmente hubo una censura a una expresión ideológica se están violando dos derechos fundamentales de la Constitución española: artículo 16.1. “se garantizará la libertad ideológica…” y el artículo 20.1. a)“derecho a expresar y difundir libremente […] opiniones”, d) “derecho a comunicar o recibir libremente info.”.

   El partido quedó Athletic 1 – 4 Barça. Solo me queda felicitar al Barça, que ya tiene el doblete en sus manos (Copa y Liga) y desearle suerte en la final de la Champions.